DESCA ¡FUERA DEL CAMINO!

¡FUERA DEL CAMINO!

Hablar FUERA DEL, CAMINO es, sin duda  referirse a una expresión  de sudor, fatiga, dignidad  y cariño de   doña Santos y Don Roque.  Ya están en la gloria de El Creador, pero son y siguen siendo, un referente de virtudes morales, porque fueron Escuela y no hay mejor forma de educar por excelencia,  que con “el ejemplo”.
Carlos Méndez

Carlos Méndez

Fuera del Camino es una expresión que dice de la acción voluntaria o no, de estar fuera de un sitio determinado.

En el futbol, por ejemplo, estar fuera de lugar se aplica al jugador que ha incumplido una norma de juego por el cual se sanciona arbitralmente. En el juego de la vida, fuera del camino podría indicar para bien individual y colectivo, el cambio de una ruta para apartarse de un error, como práctica social, política, religiosa y, corrigiendo el andar, llegar seguros a un   objetivo que deseamos, con principios y normas que nos hacen sentir útiles como personas y como conglomerado dentro de la sociedad local, regional y nacional.

Aquí, entre nos, Fuera del Camino y, además, en la dirección correcta es la frase de un proyecto periodístico, de hace más de 10 años que surge para apartarse de una ruta incomoda y tradicional con que a veces se ejerce determinado periodismo a nivel local y también en el país, en la cual, la verdad se lapida o degrada en los medios de difusión o se oculta con el cálculo de la mediocridad y la corruptela, por lo que  cuesta un dolor  y un  menosprecio en perjuicio de una  ciudadanía que espera una comunicación solidaria que se identifique con ella y que además la incluya en los distintos géneros propios de  un periodismo serio o profesional que es lo mismo.  ¿O se puede ser profesional sin ser serio en el ejercicio del oficio?   

Por esta razón, en 2012, surgió FUERA DEL CAMINO, EN LA DIRECCION CORRECTA, en formato radiofónico. Se pegó desde las antenas de la vieja Radio Meridiano, cuando esta hacia bulla en aquel local cerca del viejo edificio del instituto Sta. María Goretti en Choluteca. Apareció a las 7 de la noche, un horario privilegiado cuando el dial de la radiodifusión no estaba saturado de frecuencias sonoras al aire. Apareció como criatura disruptiva dirigida por el periodista, José Onorio Cruz, el hijo menor de 11 hermanos y hermanas de Las Arenillas, aldea San Ramón, del departamento de Choluteca.

Fuera del Camino, en la dirección correcta, que continúa con éxito periodístico, ahora en tv y radio, es una experiencia extraordinaria con un público muy bien ganado a pulso y talento de su productor y Director. Es un referente comunicativo de muchas satisfacciones profesionales.

Nos cuenta el creador de este espacio, con una sonrisa de triunfador que la mayor satisfacción  que tiene al apartarse del camino para seguir con esta autoescuela de aprendizajes permanente, es haber logrado  acumular un capital social con  cariño de  gente que se expresa por medio de palabras de aliento, oraciones y los presentes de gente humilde que  llega a las cabinas de la Radio Valle, donde tiene su programa informativo de 11 a 12 del meridiano; como la doñita que le llevó alguna gallina para la sopa del día siguiente  o el saco de elotes que le llevó un campesino sembrador como gestos de admiración y reconocimiento a su práctica de comunicador del pueblo ; ah! pero más que todo, no se cansa de decirlo, con orgullo y alguna euforia escondida,  que “lo  más bonito es el abrazo físico y presencial de la gente”.   

FUERA DEL CAMINO, EN LA DIRECCION CORRECTA, tiene su origen, sin exagerar, hace más de 40 y pico de años, en el espíritu y energías vitales de una pareja de campesinos formada por doña Santos Inocente Corrales y José Roque Cruz, hijos de la aldea, curtidos y cubiertos de orgullo por los colores y sabores del trabajo duro para mantener en firme a una familia muy numerosa, pero en pie, con una armadura de valores morales y éticos envidiables; admiración de sus familiares y vecinos.

Hablar FUERA DEL, CAMINO es, sin duda  referirse a una expresión  de sudor, fatiga, dignidad  y cariño de doña Santos y Don Roque.Ya están en la gloria de El Creador, pero son y siguen siendo, un referente de virtudes morales, porque fueron Escuela y no hay mejor forma de educar por excelencia,  que con “el ejemplo”.

En sus valores positivos, resaltaron la solidaridad, el respeto sagrado a las costumbres religiosas, los valores patrios, la lealtad, serviciales, el valor al trabajo honrado, así como el honor y respeto a la palabra empeñada, valores, vale decir, que se van esfumando con el paso del tiempo en estas honduras. “Mi palabra vale más que cualquier documento que yo pueda firmarle”, dijo una vez, con cierto disgusto, Don Roque a un comerciante quien pedía calzar con la firma de aquel, un trato comercial.

También, esta pareja, cuenta en sus hojas de vida y de aldea digna, el trato afable y el rechazo a las injusticias contra los más humildes, así como el emprendedurismo inteligente y tenaz para salir adelante y “sacar a estos cipotes que van a la escuela y que tengan un mejor futuro”, por lo que un día no dudaron en trasladarse al costado sur de la ciudad, en el barrio Sagrado Corazón de Jesús. Es decir, se pusieron fuera del camino de la aldea, para espantar la pobreza.  Es la dirección que consideraron correcta. Él, con su cría de cerdos, venta de abarrotería en su pulpería; ella vendiendo ollas de barro y ropa,  con la fuerza y el acompañamiento de su hijo menor. El más chigüín. El que se alucinó escuchando de sus padres, historias sobre duendes, cadejos y la carreta sin bueyes, al amparo de un escenario con lunas llenas y animales domésticos de la casa. El que más tarde con sus más de cuarenta y pico de almanaques e inspirado en los valores de sus progenitores, forjó el proyecto periodístico FUERA DEL CAMINO, EN LA DIRECCION CORRECTA «Periodismo para el cambio social», y que continuará apareciendo, ahora en formato digital, siendo el PERIODICO DIGITAL DE LOS SUREÑOS: fueradelcamino.com y en todas las redes sociales, desde el Sur encantado y caluroso. Va con todo. Por Facebook, Instagram, lo mismo que X (antiguo Twitter) y YouTube.

Su fundador y creativo dice contento, que en esta nueva fase de aventura legítima, continúa aprendiendo mucho de sus padres. “Está muy claro, lo que ellos me dijeron siempre”: “Hijo, en la vida no hay que rendirse. Hay que luchar con fuerza y fe en Dios”. Así me lo repitió, antes de lanzar una carcajada fragorosa pero agradable, por una broma que le hicimos, a propósito de su experiencia como apoyo a su madre en la venta de ropa, cuando apenas era un güirrito del barrio, al sur de la ciudad.

Relacionados

Recientes

Scroll al inicio